Vuelta al Tobacor

Esta bellísima ruta circular es ideal para los que buscan soledad incluso en los días más concurridos del verano. En un recorrido no muy largo y de desnivel moderado se puede disfrutar del corazón de Ordesa en 360⁰, con la inmensidad y variedad de sus paisajes y rincones sorprendiéndonos a cada paso.

Partimos del refugio descendiendo en dirección Suroeste hasta pasar el Punto Limpio, donde giramos a la derecha y avanzamos siguiendo unas marcas verdes por un sendero poco pisado que atraviesa el barranco de Góriz y continúa hasta el Barranco de Arazas. Lo cruzamos y comenzamos a ascender escalonadamente hacia el Sur a través de las terrazas de la base del Tobacor, aproximándonos a los 500 metros de precipicio con que el Cañón de Ordesa nos separa de Cuello Gordo, al otro lado. Nos encontramos en las cornisas de la Fraucata, por donde el sendero sigue en dirección Oeste y en suave ascensión. Al acercarnos al Circo de Cotatuero vamos girando hacia el Norte, y mientras la vista de la Brecha de Rolando y sus cumbres vecinas nos acompañan, en ligero descenso llegamos a la Plana de San Fertús, habiendo atravesado antes un torrente con una pequeña cascada y una poza donde nos podemos refrescar. Alcanzamos el Collado de Millaris tras una corta pero empinada subida. Una vez aquí tan solo nos resta seguir los hitos que en dirección Este-sudeste nos conducen de vuelta al refugio por la marcada senda que viene desde la Gruta de Casteret.